LA GAVIOTA

Las gaviotas, aves palmípedas de plumaje generalmente blanco, pico anaranjado y dorso ceniciento, viven en las costas y se alimentan de peces, pertenecen a la familia Láridos, orden Caradiformes.

La más conocida de las aves marinas, habita en las costas de América y Europa. Existen unas 47 especies, de alas largas y pies palmeados, las aves más familiares de todas las costas. 

 Muchas especies anidan o se alimentan tierra adentro, y la mayor parte de las restantes, incluida la gaviota argéntea, son sólo costeras; únicamente la gaviota tridáctila es por completo oceánica fuera de la estación de reproducción.

Ocho especies se encuentran en los mares Argentinos de las cuales una de ellas reside exclusivamente en la zona marítima caracterizándose por fuertes vientos.

 La distribución de las gaviotas abarca todo el mundo, con excepción de los desiertos y junglas tropicales, las islas del Pacífico Central y mayor parte de la Antártida. Algunas son migratorias.

El pico es ganchudo, aunque no tanto como el de las skúas. Las patas tienen también dedos palmeados,  provistas de una membrana que une los dedos, característica que permite desplazarse en el agua. Nidifican en colonias. Pasan por una serie de fases de plumaje muy distintas antes de llegar a adultos.

 Debido a su espeso plumaje estas aves no pueden sumergirse ni levantar vuelo desde una superficie plana sin ayuda del viento.

 El tamaño de las gaviotas, desde el pico a la cola, oscila de 27 a 80 cm. El pico es ganchudo. Sus alas son buenas para planear y también para volar con tanta rapidez como los halcones.

Excepto la gaviota ebúrnes, que es totalmente blanca, estas aves presentan color gris pálido o negro por el dorso y color blanco a gris por la parte ventral. Bastantes de ellas exhiben un capuchón negro, gris o castaño oscuro durante la estación de reproducción.

Muchas de las especies de alas grises tienen el ápice de las alas negro o más oscuro, a menudo con puntos blancos.  Los polluelos tienen el plumaje moteado, de color castaño y gris, y tardan hasta cuatro años (en las especies de mayor tamaño) en alcanzar la coloración adulta definitiva de una serie progresiva de mudas anuales. 

Su alimentación incluye la pesca, la carroña, la depredación de huevos, insectos, lombrices de tierra y residuos. También dejan caer moluscos desde cierta altura para abrirlos. Patalean y agitan el fango de aguas poco profundas para apresar los organismos que se encuentran allí.

Las gaviotas se reproducen en colonias en el suelo llano de las playas, las marismas o los lechos de los ríos, donde construyen nidos sencillos, poco profundos y revestidos de hierba. Algunas especies anidan en acantilados, en especial las gaviotas tridáctilas. La puesta consta de dos o tres huevos moteados, de color pardo verdoso.  Su período de incubación es de 20 a 30 días. Al salir del huevo, los polluelos tienen plumón y ojos abiertos. Pueden mantenerse de pie, pero dependen de sus progenitores para obtener calor y comida.

 Los padres comparten la incubación de los huevos y el cuidado y la alimentación (por regurgitación, provocando mediante el picoteo de una mancha rojiza posee en el pico, que la comida salga del buche paterno) de los polluelos, que echan plumas entre cuatro y seis semanas después de nacer.

 Se sabe que las gaviotas viven hasta 40 años en cautiverio y hasta 36 en libertad.

 La defensa del territorio, la formación de parejas, las interacciones entre progenitores y polluelos y otras actividades implican un comportamiento al servicio de la comunicación que se manifiesta en posturas, movimientos y llamadas, algunas de las cuales son de notable complejidad con su forma y función.

 Por ejemplo, durante el cortejo, las gaviotas ejecutan exhibiciones de amenaza, pero lo hacen en secuencias que en apariencia modifican su significado. El reconocimiento entre individuos por estos medios ha sido demostrado de forma experimental. Los vínculos de pareja pueden ser duraderos.

Las gaviotas pueden prosperar a expensas de otras especies. Por ejemplo, se conocen casos en que las gaviotas de mayor tamaño han expulsado de sus territorios de nidificación a gaviotas más pequeñas, en parte a través de la depredación de huevos y polluelos.

 Las actividades carroñeras de las gaviotas pueden afectar también a la ecología de los entornos urbanos. Los aeropuertos (y los vertederos que suelen haber en sus inmediaciones) las atraen en gran número, y representan un peligro para los aviones; se trata de un problema aún sin resolver.

 En algunos lugares se recolectan huevos de gaviota como alimento.

 La Gaviota argéntea, nombre común de una gaviota grande que abunda cerca de las costas a ambos lados del Atlántico norte, en las aguas continentales de Norteamérica y en el norte del océano Pacífico, desde Japón hasta el estrecho de Bering.

En la península Ibérica es una especie invernante y también migra a las Antillas y México. La gaviota argéntea adulta, que mide unos 65 cm, es de color gris plateado por el dorso y blanco por la parte ventral.

 Tiene el pico amarillo, con una mancha de color rojo brillante cerca del extremo de la mandíbula inferior. Las plumas de las alas son negras con puntos blancos, y las patas y los pies de color rosa. Las jóvenes tienen color castaño oscuro moteado de gris y el pico negro. Tardan cuatro años en desarrollar el plumaje de adulto. 

 Las gaviotas argénteas no se aventuran muy lejos de tierra.  Acostumbran a seguir a los barcos pesqueros y otras embarcaciones para recoger sus deshechos. Dado que son capaces de comer casi cualquier tipo de materia orgánica, son atraídas por los vertederos de basura en número tan grande que constituyen un riesgo para los aviones que vuelan bajo. Como ocurre con otras gaviotas, la argéntea tiene un amplio repertorio de llamadas roncas. Pertenece a la familia Láridos, Caradiformes. Su nombre científico es Larus argentaurus. 

La Gaviota tridáctila, también denominada golondrina marina, nombre común de dos especies de gaviotas, que se caracterizan por tener el dedo trasero muy corto o ausente. Son blancas, a excepción del dorso y la alas, grisáceos con los extremos de las alas negros. Miden unos 35 cm de longitud. Rara vez se les ve cerca de la costa, excepto en la época de reproducción, durante la cual viven en grandes colonias en los acantilados.

Las gaviotas tridáctilas prefieren buscar su alimento mar adentro.

La golondrina marina de patas negras vive en regiones árticas y templadas frías a ambos lados del océano Atlántico.

En España vive en Galicia y está considerada una especie rara. Tiene el pico amarillo verdoso y las patas, los pies y la punta de la cola, negros. La golondrina marina de patas rojas vive en el mar de Bering.

Las gaviotas tridáctilas componen el género Rissa, perteneciente a la familia Láridos, orden Caradriformes. El nombre científico de la golondrina marina de patas negras es Rissa tridactyla y de el de la golondrina marina de patas rojas es Rissa brevirostris.

La gaviota capucho café: en invierno el capucho desaparece y la cabeza se torna blanca por naturaleza, se alimentan juntas y se reproducen formando colonias de nidificación.

Son aves agresivas y ruidosas, sus voces son graznidos ásperos y estridentes, y a menudo se persiguen gritando para quitarse la comida.

Esta ave es audaz ya que se atreve a robar alimentos de bañistas descuidados o la carnada de pescadores. La dieta es muy variada, si bien son carnívoras pueden comer casi cualquier cosa, contribuyendo a mantener las playas libres de desperdicios, y de animales muertos que arroja el mar; con frecuencia se ven en grupos grandes siguiendo los arados para alimentarse de lombrices y gusanos.

Se diferencia de otras aves ya que posee un surco en el pecho. de color café y luego, cuando llega el invierno, cambia de color tornándose blanco. También se diferencia por ser un ave costera.

La gaviota Cocinera: (Larus dominicanus) es la gaviota más común. Tiene las alas y el lomo negros, con el resto del cuerpo blanco y pico amarillo.

  Es frecuente también ver al juvenil, que tiene un plumaje gris o pardo manchado, y bastante desprolijo.

  Son muy confiadas, y siguen al hombre. Se las encuentra por centenares en las descargas de los frigoríficos y en otros lugares con abundantes desechos comestibles. 

La Gaviota Gris: (Leucophaeus scoresbü) es similar a la cocinera, pero con un plumaje gris plomizo, flancos y cola negra, y pico y patas de color rojo vivo.

  Es más difícil de ver, porque nidifica en costas marinas, en las cercanías de grandes colonias de otras aves. No se interna en agua dulce del interior de la provincia como lo hacen las otras dos especies de gaviotas.

La gaviota Andina: (Larus serranus) mide 41 cm. Sus alas y manto son de color gris claro, las primarias negras con manchas subapical  blanca. Presenta leves manchas pardas en la cabeza, y su pico y patas rojo oscuro.

 Esta gaviota, de aguada voz, es común verla en cursos y espejos de agua de la puna.

Fuente: http://www.redargentina.com/

VOLVER A "Archivo de NOTAS DE INTERÉS"
 
VOLVER A PÁGINA PRINCIPAL DE "Agenci@ EL VIGÍA"