https://www.agenciaelvigia.com.ar/noticias/avellaneda/2021/la-solidaridad-como-trinchera-ante-la-pobreza.-la-organizacion-social-y-politica-como-salida
Loading...

Noticias

viernes 2 abril 2021 720 Vistas

«La solidaridad como trinchera ante la pobreza. La organización social y política como salida»


Nota de opinión por Diego Bartalotta, Subsecretario de Economía Social y Popular de la Municipalidad de Avellaneda. Referente de "SOMOS Avellaneda".

El INDEC informó ayer que hubo un incremento en los niveles de pobreza en Argentina. Preocupa y mucho la situación del 42% de la población que actualmente tiene serias dificultades para acceder a la canasta básica de alimentos. Provoca por lo menos tristeza que una gran cantidad de personas  en nuestro país no pueda disponer los alimentos y servicios básicos para tener una vida digna. 

¿Que nos indican estos números en términos concretos?

Básicamente, que una de cada tres familias se encuentra por debajo de la línea de pobreza y esa situación resulta difícil de superar cuando los ingresos de un hogar deben superar los $59.000 para tener acceso a la canasta básica. 

Durante los cuatro años de gestión macrista la destrucción del empleo fue brutal y el endeudamiento fue escandaloso. Gobernaron para unos pocos y lo único que sembraron fue el individualismo, propiciando vientos de tormenta, eso conlleva hoy grandes tempestades para nuestro pueblo que se encuentra sumergido en la marginalidad en un gran porcentaje. Continuamos padeciendo las consecuencias de ese modelo de exclusión. El Fondo Monetario Internacional fue cómplice de Macri en el saqueo al bienestar del pueblo argentino, de la fuga de capitales a costas del hambre, la destrucción del empleo y el endeudamiento de las futuras generaciones de pibes y pibas. 

Si a esos años difíciles de ajuste le sumamos además el impacto de la pandemia sobre el empleo, la productividad, los ingresos y la creciente  inflación, quedan a la vista las causas de la pauperización en las condiciones socio-económicas de los argentinos y argentinas.

El problema que nos aqueja hoy radica fundamentalmente en la necesidad de que el gobierno deba acordar el pago de la deuda sin afectar las perspectivas de crecimiento para la pospandemia y en la enorme dificultad que representa que los ingresos a los que tiene acceso una familia sean superados de forma creciente por la inflación constante en el precio de los alimentos. 

Ahora bien... ¿Por qué 10 empresas en Argentina deciden cuánto sale comer? ¿Por qué un grupo concentrado de empresarios inescrupulosos define quién puede morfar y quién no?

Los oligopolios ejercen una vergonzosa extorsión fundada en el poder que detentan y en la necesidad permanente de incrementar sus ganancias, formando precios o amenazando con la posibilidad del desabastecimiento. Pero no ven en ese afán ambicioso que a gran parte de esa población a la que extorsionan no le alcanza la plata ni para comer. 

El escenario en el que nos encontramos se percibe por lo menos complicado, la realidad indica que la pandemia llegó en el peor momento y da pánico pensar en cuales hubieran sido las consecuencias con Macri conduciendo el destino de tantas personas en situación de vulnerabilidad socio-económica. 

Hoy, en cambio, la agenda está puesta en recomponer el entramado social y económico, en controlar la inflación y en fortalecer el empleo. Es en este sentido que cabe destacar que más de cinco millones de personas desarrollan sus actividades productivas en el marco de la economía popular y que es de vital importancia otorgar herramientas y protección a esos trabajadores y trabajadoras que generan su propio empleo, que no se desempeñan bajo una relación de dependencia y que requieren avances en la formalización de sus actividades para poder crecer y tener mayores oportunidades.  

La desconcentración de la producción y la implementación de cadenas de comercialización, el desdoblamiento de precios de alimentos respecto a los valores internacionales y una política salarial que genere ingresos por encima de la inflación, constituyen medidas necesarias y urgentes, son la luz que se ve al final de este túnel del que saldremos con el esfuerzo de todos y todas. 

Quiero destacar además a los movimientos sociales y populares que  comprenden en su esencia la lucha por el bienestar y la dignidad de los que menos tienen, de ese fragmento importante de la sociedad que poco le importa al poder económico concentrado. Promueven el individualismo y la fragmentación, son detractores del fortalecimiento de  la organización social y del trabajo comunitario en función del bien común porque representan una amenaza para sus privilegios.  El rol protagónico de los movimientos populares, trabajando codo a codo con un Estado presente, en los márgenes de la patria donde la pobreza golpea con mayor fuerza, contribuye a la transformación de la realidad en los barrios vulnerables. Esa es la clave. Nadie se salva solo, ya ha quedado demostrado.

DEJA TU COMENTARIO

Lo Último

La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, supervisó la primera jornada de vacunación contra el Covid 19 en el nuevo centro que se montó en el Parque de la Cervecería, ubicado…
La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, envió hoy un proyecto de ordenanza al Honorable Concejo Deliberante (HCD) local para eximir del pago de la tasa municipal del mes de abril a los comercios gastron…
Ya se vacunaron casi 73 mil personas y hoy están llegando 7.800 nuevas dosis para seguir inmunizando quilmeños y quilmeñas.
Se trata de dos líneas para refacción y construcción de nuevas viviendas que se ajustarán en base a la evolución salarial.

Más Noticias