LEYENDA DEL NOROESTE

"El Zonda"

En la región del noroeste argentino es conocida esta vieja leyenda, cuyo protagonista es Gilanco, un indio altivo y dominante, era caudillo de su tribu y temido por su gran valor.
Lo consideraban el mejor cazador y por ello despertó varias veces las iras de Llastay y de la Pachamama, quienes le recriminaron la matanza despiadada de aves y guanacos.
 Un día, la Pachamama le anunció el castigo que le sobrevendría por ello. Para castigarlo, enviaría el Zonda, un viento cálido y seco, que incendiaría los campos, dejaría yermas las tierras entonces fértiles.
 A causa de la soberbia de Gilanco - dicen las consejas-: EL ZONDA ARRUINA LAS TIERRAS DEL CALCHAQUÍ.
Se cuela por entre las piedras de la pirca y las quinchas de los ranchos. Le tienen miedo los nativos y se santiguan creyendo que es el alma del cacique condenado a vagar en forma de viento. Y así llega su espíritu a contarles su castigo e implorar perdón por su pecado.

Fuente: http://www.redargentina.com

VOLVER A "Archivo de NOTAS DE INTERÉS"
 
VOLVER A PÁGINA PRINCIPAL DE "Agenci@ EL VIGÍA"