¿Porqué se arrugan las yemas de los dedos con el agua?
 
Uno de los órganos más notables del cuerpo humano es la piel. 
Forma una capa protectora contra la acción de agentes externos, filtra y desecha residuos metabólicos, regula la temperatura y aloja el sentido del tacto. 
En varias zonas del cuerpo las células de la piel se modifican para formar el pelo y las uñas.
La piel está formada por dos capas principales, la dermis y la epidermis. 

La parte exterior de la epidermis está formada por células muertas, formando una cubierta llamada capa córnea (stratum corneum); las células de esta capa se desprenden constantemente en pequeñísimas escamas, como en el caso de la caspa, y son remplazadas por las células que crecen en la epidermis. 

Los dedos están cubiertos de una capa particularmente gruesa de estas células.

En la epidermis se produce una proteína grasosa, que forma una capa impermeable sobre la piel. 

Es esta grasa la que deja las marcas de las huellas digitales. 

Cuando se toma un baño o se está lavando la ropa o la vajilla, el agua y el jabón remueven el exceso de esta proteína de la piel.

Al despojarse de la cubierta grasosa, las células muertas de la capa córnea empiezan a absorber agua por ósmosis. 

La ósmosis es el paso de una sustancia a través de una membrana que actúa como filtro. 

Al absorber agua, estas células aumentan de tamaño, lo que hace que la piel se levante en varios sitios, y que causa las arrugas que se observan al mojarse la piel durante bastante tiempo. 

Como la capa córnea es más gruesa en los dedos, este efecto en más perceptible en este lugar.

Esta absorción de agua extra no tiene ningún efecto negativo. 

Sin embargo al no haber una capa grasosa la piel puede empezar a perder humedad, por lo que se recomienda el uso de un aceite o crema humectante hasta que la piel haya producido una nueva cantidad de grasa natural.

Fuente: datoscuriosos@infotarget.com  

Gracias Dra.Mónica de Luca por el material