TITA MERELLO

Corríael 1904, Santiago Merelli un vecino de San Telmo de profesión cochero demateos, a los 30 años registro como su hija a la niña nacida el 11 de Octubreen la calle Defensa 715, Laura Ana. Como una bastarda, en cambio, no hay ningúnregistro de su madre. Porque?, era menor de edad?, no quería saber nada de esahija? Cuatro años mas tarde Ana Ganelli, una joven Uruguaya de 23 añosreconoció en la misma partida de nacimiento a Laura Ana.

Con el tiempo con los peronistas en el gobiernoella se encargara de rectificar, sus despojos de identidad. Y cambiar elMerelli, por Merello, como bien se la conoce. Se crió en un asilo, y allíconoció el hambre y el MIEDO!

"Yo se lo que es la vergüenza y el miedo.Cuando estaba en el asilo, una noche me desperté con dolor de barriga, y vi conhorror que mi bombachita estaba manchada de caca. Siento todavía el frío delpiso debajo de mis pies yendo al baño, y mis manos debajo del agua helada, paralavarla y volver a mi cuarto sin que nadie me escuchara ni me viera, además erala única bombacha que tenia"

Si además quieres saber lo que escribía y suspensamientos
Esto es una muestra!

No es fácil sintetizar conceptos que muestren a la Merello, sin embargo
uno de sus amigos el compositor Cacho Castaña dedica a ella, un poema que sepuede escuchar en el CD "Cacho de Buenos Aires"

 

Titade Buenos Aires

Te pintaron las cejas
con dos pinceladas
de asfalto caliente
y quedo Buenos Aires
dibujada en tu frente.
Y esa pena de amor
que agrando tus ojeras,
faltando a la cita.
No pudiste borrarla
ni con agua bendita.
era escudo y espada
tu palabra atrevida,
tu mirada insolente,
cuanto miedo tenias
que te dañe la gente
Esa gente que hablaba
y que mal comentaba
tu sabiduria.
Ellos nunca supieron
lo que tu ya sabias
Tita de Buenos Aires
Tita mia,
la de los tangos calientes
y las manos tan frias,
la de plegarias al cielo
como la Madre Maria
la del mercado de Abasto
la del paseo en tranvía
Ese loco coraje de potro salvaje
Te galopa en las venas
cuando bailas un tango ,
cuando cantas tus penas
y aunque tires la bronca,
me trates de loco.
De nada me quejo
tu mirada en silencio
es tambien un consejo.
Te pintaron las cejas
con dos pinceladas
de asfalto caliente
y quedo Buenos Aires
y su calle Corrientes.
Esa pena de amor
que agrando tus ojeras
faltando a la cita,
no pudieron borrarla
ni con agua bendita.
Tia de Buenos Aires
Tita mia,
la de los tangos calientes
y de las manos tan frias,
la de plegarias al cielo
como la Madre Maria
la del mercado de Abasto
la del paseo en tranvia
Que pocos, que pocos
se dieron cuenta
cuanto miedo les tenías.

Cacho Castaña

Fuente: http://www.tita-merello.com.ar/titamerello.htm