El Santo Grial estaría en la Patagonia

La leyenda de la copa sagrada que habría utilizado Jesús en la última cena ha dado pie a las más diversas hipótesis sobre su ubicación. ¿Una cáliz que el Nazareno usó en la Ultima Cena y que recogió la sangre de Jesús en la cruz? ¿El vientre de la que habría sido su mujer, María Magdalena, conteniendo la sangre real (sang real) de Jesús, en la forma de su hijo? Mitos y teorías sobran. Sin embargo, investigaciones modernas situarían al santo Grial como un objeto oculto en alguna zona que comprendería a la Patagonia Sudamericana, y que tendría que ver con la mítica Ciudad de los Césares. El Grial habría sido traído hasta acá por los Templarios, los famosos caballeros medievales que fueron custodios de la copa y su dieron su vida por ocultar su paradero.

Por: Camilo Valdivieso

Desde tiempos inmemoriales, el hombre ha ido en busca de tesoros legendarios que serían la prueba fiel de que detrás de mitos e historias inciertas, se encuentra un pasado glorioso, lleno de magia y eventos secretos.

La existencia del Grial o copa Santa se remota a la época bíblica de Jesús, aunque algunos teóricos plantean su protagonismo miles de años antes. Este recipiente sería el que habría utilizado el Rabí de Galilea para celebrar la última cena junto a sus apóstoles, en la ofrenda al pan y al vino tan conocida hoy en día. Sin embargo su utilización no sólo se remitiría a ese instante de la vida del Nazareno, sino que además fue usada por José de Arimatea para recepcionar la sangre que habría brotado de Jesús luego de que el soldado romano Longinos le insertara la punta de su lanza bajo su axila derecha. A partir de esto, es que la copa adquiere un nivel de "sagrado", y es llevada y perseguida a través de la historia por muchos lugares del mundo.

Según cuenta la historia, José de Arimatea era un miembro activo del Sanedrín y discípulo oculto de Jesús. Sus importantes negocios lo hacían ser uno de los más ciudadanos más acaudalados de esa época, y por ello se le atribuye la pertenencia del santo cáliz y su futura travesía a tierras británicas. Supuestamente, Arimatea tenía en ese lugar unas minas de plata, y continuamente viajaba para supervisarlas. De esa manera, en una de sus trayectos habría llevado consigo la vasija sagrada para depositarla en un lugar especial y secreto. Se cree que este lugar sería conocido como Glasstonbury (glass= vidrio, stone= piedra) y que habría albergado una de las sagas más conocidas de la historia de ese recipiente mítico.

Otras leyendas

Desde entonces corrió la leyenda de que el Custodio del Grial habría llevado realmente la sagrada reliquia a Occidente. Grandes maravillas había realizado. En los países bajos había aparecido un Caballero del Grial (Lohengrin), pero se desvaneció cuando le preguntaron cosas prohibidas acerca de su origen; luego el Grial habría sido llevado por su antiguo custodio al remoto Oriente (el Agartha), quedando custodiado una vez más en un elevado monte de la India.

También se cree que los verdaderos custodios del Grial serían los Cátaros (hombres buenos), una religión que se desarrolló en las zonas del Languedoc Francés a principios del segundo milenio D.C. Este grupo de monjes decían poseer un gran secreto, el que habría sido trasladado a un lugar oculto hacia el año 1244 cuando estos fueron condenados a la hoguera por el rey de Francia, Felipe el hermoso ( IV). La historia dice que tres perfectos habrían huido con el Grial desde el castillo de Montsegur hacía la garganta de la Frau, para llegar a unas cavernas conocidas como el Lombriv. Desde esa época hasta ahora hay mucha información que referencia la presencia del grial en distintas partes del mundo, sin embargo la única interpretación que se ha hecho de la copa es a un nivel metafísico.

¿Sangre real?

A las ya conocidas leyendas y mitos relacionados con la copa de Jesús, hoy se le unen nuevas teorías que han dado mucho que hablar a nivel intelectual e histórico, y es la posible interpretación humana que se le atribuye al Grial, denotándole una concepción más mortal al maestro de galilea.

Una de las más conocidas y antigua de estas teorías es la que escribieron los periodistas e investigadores Baigent, Lincoln y Leigh en los años 80 y que titularon en su original "The Holy Blood and the Holy Grial" y que en su traducción al español se conoció como "El Enigma Sagrado". En este best-seller los tres escritores plantean la posible relación marital entre Jesús y María Magdalena y que fruto de esta unión habría nacido un hijo que se convertiría más tarde en el gran legatario de una casta sumamente sagrada y especial. La custodia de este pequeño se habría convertido en un secreto que sólo era conocido por algunas sociedades secretas y que veían en este heredero al receptor del "Saangral o Sangre Real". Luego de años, el legado sanguíneo habría sido la base a las monarquías europeas a través de la dinastía Merovingia. La relación de este tesoro y la presencia de los monjes sacerdotes llamados "Templarios" ha dado pie a uno de los más importantes y trascendentales enigmas históricos.

A partir de investigaciones de este tipo, un escritor norteamericano llamado Dan Brown, escribió una novela en la que describe parte de esta misma historia en su libro "El Código DaVinci". La masividad de ventas elevaron su libro a best-seller y hoy es uno de los más cotizados escritores modernos. Todo el trama de su novela es la existencia de un gran entramado en la que el Opus Dei, oculta la verdadera relación existente entre Jesús y María Magdalena.

El Grial en la Patagonia

Quizás una de las presunciones más polémicas sería la que sitúa a la copa santa en el sur de América, específicamente en la Patagonia chileno-argentina. Esta nueva teoría no deja de tener ciertas bases que podrían llegar a confirmar su realidad, ya que en Argentina se fundó un grupo que se dedica íntegramente a realizar investigaciones sobre la presencia de la sagrada reliquia en tierras sureñas. El grupo Delphos, liderado por su director Fluguerto Martí cree la copa habría llegado hace cientos de años a América por las costas atlánticas y que su ubicación aún sería un enigma, sin embargo muy cerca estarían de dar con él.

"Nosotros mantenemos como hipótesis que el Santo Grial llegó a la Patagonia alrededor del año 1307 pero ignoramos su ubicación actual. Por eso continuamos estudiando, investigando y explorando los sitios claves para este tema. Considero que la búsqueda en la que estamos comprometidos es la mayor misión de mi vida, pues el Grial es la realidad física y metafísica mayor y más trascendente de todo el Mundo y de toda la Historia", declaró Fluguerto Martí

"La hipótesis de la venida del Grial a nuestra Patagonia comenzó a tomar forma alrededor de 1987 por la lectura de la obra "Perlesvaus o el Alto Libro del Graal de autor anónimo, donde en su capítulo 11 se habla de un viaje por barco desde Gales hasta una remota "ínsula" cercana a una costa, donde el piloto no reconoce las estrellas y el navío queda "encallado en seco" debido a la enorme amplitud de las mareas. Debido a este y otros datos recogidos durante nuestra visita al Sud Oeste de Gran Bretaña en 1990, buscamos una meseta elevada y aislada en las costas de los golfos San Matías o Nuevo. Esta configuración orográfica se da únicamente en El Fuerte, situado a 41° 02´ de Latitud Sur, sobre las costas del Golfo San Matías" añadió.

Según las investigaciones que desarrolla el grupo Delphos, una Orden Europea Galesa o Celta, que es llamada Proto-Templaria, construyó en esa franja (Patagonia) por lo menos tres enclaves fortificados desde los primeros siglos de la era cristiana. Cuando en 1307 la Orden Templaria fue perseguida en Europa, la flota anclada en La Rochelle (Francia) se escapó y luego de buscar el Grial y otras reliquias, navegó hasta el Puerto Fortificado, en la costa argentina. A partir de ese momento, estos enclaves Templarios se abandonaron voluntaria y organizadamente, y el Grial -y las otras reliquias- habrían sido trasladados a otro lugar que se desconoce por el momento y siguen guardados por esa misma Orden en forma encubierta.

La Ciudad de los Césares

Aunque la presencia del santo Grial en Sudamérica aún es una utopía, otra de las posibilidades que podrían explicar su ubicación secreta es la existencia de un mito sumamente conocido y hasta hoy enigmático: La Ciudad de los Césares.

Este lugar "mágico" habría sido el sector más buscado por los españoles en la época de la Conquista, sobre todo por que se le otorgaba la calidad de extraordinario, ya que supuestamente yacía en ese lugar una beta única de oro y plata. Sin embargo, lo que más ha sostenido la leyenda de los Césares, es la supuesta existencia de una cultura de hombres sabios en algún lugar de la Patagonia. Estos extraños y misteriosos seres serían los habitantes de la ciudad, y abrirían sus puertas solamente a aquellos puros de corazón que quisieran ser parte de su cultura. Pero uno de sus tesoros más importantes sería el Santo Grial, el que estaría custodiado por esta civilización esperando al caballero que fuere merecedor de acercarse y recepcionar la sabiduría inserta en él.

Fuente: http://andesenios.net/enigmas/37.htm