PARQUE TRES DE FEBRERO - El Rosedal

Reseña Histórica

El Parque Tres de Febrero se inauguró oficialmente el 11 de Noviembre de 1875. Este acto contó con la presencia oficial del Presidente de la República, Nicolás Avellaneda, quien plantó una "magnolia americana del bosque primitivo" la cual aún se conserva. Su denominación coincide con la fecha en la cual se conmemora la caída de Rosas en la Batalla de Caseros. En sus comienzos este parque estaba delimitado al este por la actual calle Ugarteche, y al oeste por el Arroyo Maldonado.

Sarmiento, quien tenía mucho aprecio por la vegetación, plantó un árbol nuevo cuyo nombre se desconocía y que resultó ser el jacarandá, cuyas flores embellecen hoy las calles de nuestra ciudad.

Descripciónde la imagenEste período fue para Sarmiento de suma importancia, ya que pudo ver su obra concluida. Las obras proyectadas por el Coronel Jordán Czeslaw Wysocki consistían entre otras, en la reparquización y forestación de las calles de las Palmas, (hoy Avenida Sarmiento), o como las llamaran sus enemigos "las escobas de Sarmiento".

Un poco de historia…

En el año 1836 Juan Manuel de Rosas compra varios terrenos del llamado en ese entonces, Bañado de Palermo. Durante su gobierno, Palermo de San Benito es, al mismo tiempo residencia del Gobernador y Sede del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

El 3 de Febrero del año 1852, Rosas fue derrotado en la batalla de Caseros. Por el Decreto Provincial N° 1474 del 16 de febrero de ese mismo año, se establece que “… todas las propiedades pertenecientes a Don Juan Manuel de Rosas existentes en el territorio de la provincia de Buenos Aires son de pertenencia pública” expropiando de esta manera los terrenos de Palermo en donde actualmente se encuentra emplazado el parque.

La Ley N° 364 de la Provincia de Buenos Aires, determina que a partir del 6 de octubre de 1862, los espacios de las plazas serán de uso común para la población, prohibiéndose entonces la construcción de mercados u otros edificios, así como también la enajenación de estos predios.

En 1874 se sanciona la Ley Nacional N° 658 de 1874, por el cual se crea el Parque y se le asigna un presupuesto específico. Fue el diputado por Buenos Aires, Vicente Fidel López, quien propuso el nombre de “Tres de Febrero” para el parque de Palermo, en recordación de la batalla de Caseros. La ley provincial del 13 de julio de ese mismo año establece que “…se destina el terreno denominado de Palermo, con todas las existencias que le pertenecen al establecimiento del Parque Tres de Febrero, del que habla la Ley Nacional del 27 de junio ultimo”.

Una vez en funcionamiento esta unidad de ejecución, Sarmiento creó la Comisión Auxiliar del Parque Tres de Febrero con el objeto de colaborar con la consolidación del nuevo espacio verde. Ésta extiende los límites al norte del Arroyo Maldonado, que era el límite inicial fijado por el Congreso Nacional y la Legislatura de la provincia. Más tarde se suceden diversas adquisiciones que expanden el predio hasta los límites actuales.

El 11 de noviembre de 1875, el Presidente Nicolás Avellaneda inaugura el parque. A partir de ese momento se pone en vigencia un reglamento que establece las restricciones para su uso.

Fue en el año 1888 que Gobierno Nacional, transfiere a la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, el Parque Tres de Febrero comprometiéndola a hacerse cargo de los gastos de su mantenimiento. En 1891 el paisajista francés Carlos Thays asume como Director de Paseos Públicos, quedando a cargo de la gestión del Parque. A partir de esta fecha se fueron sucediendo una serie de acciones, todas ellas orientadas al mejoramiento del paseo.

En 1900 se inauguró el monumento a Sarmiento, obra cuya realización estuvo a cargo del artista Auguste Rodin. Las excavaciones del actual Lago de Regatas se iniciaron en 1906.

Con motivo del Centenario de la Revolución de Mayo en el año 1910, con la presencia de la Infanta Isabel de Borbón que visita Buenos Aires, se colocó la piedra fundamental del Monumento de los Españoles. El mismo se inauguró en 1927.
En 1914 se concluyeron las obras del Rosedal en el Parque, que junto con el puente de arquitectura helénica, el embarcadero, el templete y la pérgola, son obra del paisajista Benito Carrasco.

A fin de repoblar e incrementar la fauna avícola en el paseo de Palermo que por esos días se encontraba en extinción, las autoridades de la ciudad resolvieron soltar unas aproximadamente 3.000 aves de distintas variedades. Corría el año 1941.
El Velódromo Municipal es inaugurado en 1951 con motivo de los Juegos Panamericanos. En ellos participaron gran cantidad de deportistas extranjeros se reunidos por primera vez en nuestra ciudad.

Finalmente, en 1958 se emplazó en la intersección de las Avenidas Sarmiento y Figueroa Alcorta, el monumento a Justo José de Urquiza; en 1966 se inauguró el Planetario Municipal Galileo Galilei y en el año 1981 se emplazó el Monumento a Martín Miguel de Güemes, en La Pampa y Figueroa Alcorta en el cual todos los años miles de salteños le rinden homenaje con una vigilia a la luz de la luna.

El Rosedal

El sector más concurrido, rodeado por uno de los lagos del parque es el Rosedal, protegido en todo su contorno por una reja de hierro forjado. Sus mayores atractivos son: El Jardín de los poetas, que exhibe bustos que recuerdan a importantes escritores de distintos países; el Patio Andaluz, construido en 1929 y obsequiado por la ciudad de Sevilla a la ciudad de Buenos Aires; la Glorieta, cubierta de rosales trepadores y enredaderas que culmina en la obra escultórica de Emile Peynot “Ofrenda Floral a Sarmiento”; y el Puente, magnífica construcción de madera que atraviesa el lago, realizado sobre diseño del reconocido arquitecto Benito Carrasco en 1914. La Rosaleda, propiamente dicha, con sus numerosos canteros de diferentes clases de rosas, es el corazón del parque, donde todos las primaveras florecen más de los 12.000 ejemplares de rosas que alberga en una explosión de color y aromas.

Fuente: http://www.buenosaires.gov.ar/areas/med_ambiente/parque_3_de_febrero/resena_historica.php?menu_id=18892