PALACIO DE AGUAS CORRIENTES

ElPalacio de Aguas Corrientes, ubicado en la Avda Córdoba y Riobamba, es uno delos edificios más bellos de la ciudad de Buenos Aires.
El proyecto fue elaborado por los arquitectos Carlos Nystömeyer (de orígensueco) y Olaf Boye (de orígen noruego) y la empresa inglesa Bateman-Parsons yBateman.
La obra se inición en 1887 y se terminó en 1894.
Su construcción obedecía a un necesario sistema de salubridad para la ciudad,que hacía pocos años, había sufrido grandes epidemias.

Fue concebido como un tanque recaudador de aguas corrientes, cubierto por unpalacio de cerámica policromada.
Los 12 tanque metálicos tienen capacidad para almacenar 72 millones de litrosde agua.
El tanque recaudador era llenado por medio de bombas que estaban instaladas enRecoleta, en el edificio donde actualmente se encuentra el Museo Nacional deBellas Artes.

El palacio responde al estilo Segundo Imperio, en tonos ocres y celestesverdosos.
Los azulejos policromados y terracota, de fabricación inglesa, llegaron al paísen cajones, ordenados por números que facilitaron la composición de lafachada.
Se utilizaron 170.000 piezas cerámicas y más de 130.000 ladrillos esmaltados.
Para representar la visión nacional se colocaron los escudos de las 14provincias y el escudo de la Capital Federal, que en ese entonces componían laRepública Argentina.
Fue declarado Monumento Histórico Nacional desde 1987.

Texto: Susana Espósito
Foto: Luis Leoz

Fuente: http://www.conozcabuenosaires.com.ar/