EL MITO DEL AMOR A PRIMERA VISTA

"...Entre los mitos amorosos que más sufrimiento han producido entre amantes pasados y presentes se encuentra el del amor a primera vista. Esa promesa instalada alguna vez según la cual alguien aparecerá en un momento y yo sabré que esa persona es el sujeto de mi amor. Lo sabré en el acto, captaré las señales, inmediatamente tendré el conocimiento. 

Este mito violenta la existencia del tiempo. Según él no es necesario mirar ni ser mirado, conocer ni ser conocido, aceptar ni ser aceptado. Todos ocurre en el momento, sin procesos, sin transcursos: simplemente es. Magia. ¿Pero qué amor es el amor que no se desarrolla, que no parte de una semilla, que no alcanza un desarrollo, que no atraviesa luces y sombras, otoños y primaveras?. ¿Qué amor es el amor que no nace de un tiempo, que no viene de un camino?. ¿Puede un niño nacer adulto?. Por qué, entonces, habríamos de exigirle eso a nuestro amor?. ¿Puede una flor no haber sido pimpollo?. ¿Puede una respuesta existir sin la pregunta?. ¿Por qué pretenderíamos entonces que nuestro amor pueda todo eso?.

Estas pretensiones responden, creo, a la ilusión de eliminar el tiempo. Habrá un amor a primera vista, dice el mito, que te evitará el tiempo de la incertidumbre, el tiempo del conocimiento, el tiempo de la aceptación, el tiempo de la convivencia con los misterios, el tiempo del reconocimiento de que el otro es Otro y de que es distinto.Habrá un amor a primera vista, mágico y total, en el que las promesas se cumplirán antes de ser prometidas, en el que amanecerá sin haber anochecido, en el que las primaveras no serán hijas de ningún invierno; un amor sin tiempo y sin espacio.

Eso dice el mito que genera y ha generado tanta desilusión, tanto resentimiento, tanta incomprensión, tanta frustración. El mito promete, en fin, la desaparición del tiempo en el que el amor se conjuga. Promete amores inmediatos y totales. Fast Love. La pretensión de eliminar el tiempo como un obstáculo molesto ya produjo comida descartable, ropa, autos, libros, computadoras y hasta personas descartables (las muy jóvenes y las viejas). ¿Por qué no amor descartable?.

En otras épocas -de espeso romanticismo- el "amor sin tiempo" aludía a un sentimiento eterno, para siempre ("hasta que la muerte nos separe"). Hoy eso mismo significa amor instantáneo, sin historia ni raíces, ni evolución. Aquel eliminaba el futuro, el tiempo abierto como un horizonte de desarrollo y evolución. Este mutila el pasado (aun el breve pasado común de los amantes), descarta el tiempo como sostén nutricio de la relación.

Tanto el mito de amor eterno como el del amor a primera vista, impuestos a los amantes sin permitirles ser protagonistas de su amor, conducen a una triste atemporalidad".

Fuente: Extraído del libro "Las condiciones del Buen Amor", de Sergio Sinay. Ed. "Del Nuevo Extremo"

EL MITO DEL AMOR A PRIMERA VISTA

"...Entre los mitos amorosos que más sufrimiento han producido entre amantes pasados y presentes se encuentra el del amor a primera vista. Esa promesa instalada alguna vez según la cual alguien aparecerá en un momento y yo sabré que esa persona es el sujeto de mi amor. Lo sabré en el acto, captaré las señales, inmediatamente tendré el conocimiento. 

Este mito violenta la existencia del tiempo. Según él no es necesario mirar ni ser mirado, conocer ni ser conocido, aceptar ni ser aceptado. Todos ocurre en el momento, sin procesos, sin transcursos: simplemente es. Magia. ¿Pero qué amor es el amor que no se desarrolla, que no parte de una semilla, que no alcanza un desarrollo, que no atraviesa luces y sombras, otoños y primaveras?. ¿Qué amor es el amor que no nace de un tiempo, que no viene de un camino?. ¿Puede un niño nacer adulto?. Por qué, entonces, habríamos de exigirle eso a nuestro amor?. ¿Puede una flor no haber sido pimpollo?. ¿Puede una respuesta existir sin la pregunta?. ¿Por qué pretenderíamos entonces que nuestro amor pueda todo eso?.

Estas pretensiones responden, creo, a la ilusión de eliminar el tiempo. Habrá un amor a primera vista, dice el mito, que te evitará el tiempo de la incertidumbre, el tiempo del conocimiento, el tiempo de la aceptación, el tiempo de la convivencia con los misterios, el tiempo del reconocimiento de que el otro es Otro y de que es distinto.Habrá un amor a primera vista, mágico y total, en el que las promesas se cumplirán antes de ser prometidas, en el que amanecerá sin haber anochecido, en el que las primaveras no serán hijas de ningún invierno; un amor sin tiempo y sin espacio.

Eso dice el mito que genera y ha generado tanta desilusión, tanto resentimiento, tanta incomprensión, tanta frustración. El mito promete, en fin, la desaparición del tiempo en el que el amor se conjuga. Promete amores inmediatos y totales. Fast Love. La pretensión de eliminar el tiempo como un obstáculo molesto ya produjo comida descartable, ropa, autos, libros, computadoras y hasta personas descartables (las muy jóvenes y las viejas). ¿Por qué no amor descartable?.

En otras épocas -de espeso romanticismo- el "amor sin tiempo" aludía a un sentimiento eterno, para siempre ("hasta que la muerte nos separe"). Hoy eso mismo significa amor instantáneo, sin historia ni raíces, ni evolución. Aquel eliminaba el futuro, el tiempo abierto como un horizonte de desarrollo y evolución. Este mutila el pasado (aun el breve pasado común de los amantes), descarta el tiempo como sostén nutricio de la relación.

Tanto el mito de amor eterno como el del amor a primera vista, impuestos a los amantes sin permitirles ser protagonistas de su amor, conducen a una triste atemporalidad.

Fuente: Extraído del libro "Las condiciones del Buen Amor", de Sergio Sinay. Ed. "Del Nuevo Extremo"