LIBERTAD LAMARQUE

por Néstor Pinsón
Cancionista y actriz.
(24 de noviembre de 1908 - 12 de diciembre 2000)

Pequeña de estatura, aunque de físico robusto y figura atrayente, delicada sonrisa y expresividad en la mirada.Timbre de voz agudo, incluso para su registro de soprano, quizás no apropiado para el tango, supera esa aparente dificultad con un enorme caudal de su voz, el fuerte temperamento que le imprimía y una emotividad permanente sumado a una perfecta afinación para decir la letra y acompañar la melodía.

En la primera parte de su vida una serie de hechos significativos se sucedieron vertiginosamente, como para pensar que un sino trágico la acechaba.

Nació en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, el 24 de noviembre de 1908 y a los dieciocho años ya había debutado profesionalmente en el teatro, en la radio, grabado su primer disco, se había casado y tenido a su única hija y estaba a punto de separarse de su marido. Pero luego, y hasta el día de hoy, su vida se caracterizaría por el permanente trabajo y una serie interminable de éxitos.

Su padre Gaudencio Lamarque, hijo de franceses se casó con una viuda con seis hijos, de esa unión nació Libertad. En la casa se escuchaba música, se leía, circulaban ideas políticas y tendencias artísticas. Siendo aún niña, y junto a sus hermanos, ya participa en compañías filodramáticas, ya que su padre, de convicciones anarquistas, no deja de expresar sus ideas a través de pequeñas obras teatrales que representan entusiastas activistas gremiales.

La niña Libertad comenzó a experimentar el hecho de ser reconocida y halagada por la gente, pues en años sucesivos para los bailes de carnaval, fue premiada por sus disfraces, en los que intervenían su padre como hojalatero y su madre para adornar las invenciones de su esposo.

Participó en giras recorriendo ciudades cercanas y muchas veces cantaba en sus actuaciones. El aplauso obtenido la llevó a memorizar canciones de moda y devino en cancionista de esas representaciones.

Ya en 1926 sus padres están de acuerdo en que debe tentar suerte en Buenos Aires. No sólo la acompañan sino que el comercio de hojalatería es trasladado también. Se mudan a Buenos Aires instalándose en la calle Paraná 258.

Llevan una carta de presentación de un periodista rosarino para el dueño del famoso teatro Nacional, don Pascual Carcavallo. Siendo ya una muchacha, la pequeña y simpática figura de Libertad fue aceptada para el coro y algún pequeño papelito. Obtuvo trabajo por un año y 300 pesos mensuales de sueldo.

El trabajo fue continuo, hasta que en 1926 debutó en una obra del género chico –sainete- integrando un trío vocal con las actrices Olinda Bozán y Antonia Volpe, siendo acompañados por Rafael Iriarte con su guitarra. La obra era "La muchacha de Montmartre" de José Saldías.

Su primera interpretación cantando fue "Tanita de la proa", vestida de marinero junto a la actriz cómica Olinda Bozán (que grabara algunos temas acompañada por Francisco Canaro). El "patrón" se sorprendió al escucharla y le propuso aparecer en el "fin de fiesta" cantando el tango "Mocosita", que a la semana fue reemplazado por "Tatuaje" y luego por "Pato", "La cumparsita", "Langosta", "El ciruja".

Poco más de dos meses habían pasado y debuta en radio Prieto y enseguida sello Víctor la contrata a 150 pesos por disco, por lo menos debe grabar uno por mes y en treinta días le aumentan a 300 pesos. Su primer disco, el 26 de septiembre de 1926, un estilo “Gaucho sol” (de Santiago Rocca y Atilio Supparo) y una tonada “Chilenito”(de Agustín Irusta). Las grabaciones se suceden ininterrumpidamente, sólo hay un intervalo entre 1934 y 1936.

En esa época se casó con un apuntador del teatro, Emilio Romero, con quien tuvo una hija que nació en 1928. Muy pronto comprende el error de esta unión y tardaría doce años en concretar el divorcio, no legalizado entonces, formando nueva y definitiva unión con el pianista Alfredo Malerba.

En 1929 interviene en un sainete de Alberto Vaccarezza, "El conventillo de la Paloma", que tiene un éxito notable. Interpretaba el papel de una muchacha a la que llaman "Doce pesos". El citado "conventillo" (así se llamaban las amplias casas de inquilinato con numerosas habitaciones separadas por varios patios, donde convivían personas de distinto origen, en especial inmigrantes de distintas partes de Europa) existió realmente en el barrio porteño de Villa Crespo.

Cuando tras dos años de representación, al cumplirse sus 1000 presencias, se retira del elenco para no malograr su carrera de cancionista. Entonces emprende una larga gira por diversas provincias del país y la vecina república del Paraguay. La acompañan tres guitarristas: Gregorio Rivero, Ángel Las Heras y Nicolás Ferrari.

Sus grabaciones son un éxitos y sus discos están en todas partes.

Participa de un concurso de cancionistas en un festival realizado en el Teatro Colón cantando los tangos "La cumparsita" y "Taconeando" (de Pedro Maffia y Horacio Staffolani), obtiene el primer premio y es nombrada la "Reina del Tango". El segundo premio lo logra Rosita Montemar (la primera en registrar el tango "Recuerdo", de Pugliese y Eduardo Moreno) y el tercer puesto fue para Fedora Cabral.

Ya era la primera figura femenina del tango.

En 1933 forma parte del elenco de "Tango", que es considerada la primera película sonora argentina. Aunque su debut en el cine se produjo en 1929 en un mediometraje nunca estrenado donde interpreta el tango "Caminito". El título del frustrado film fue "Adiós Argentina" y que dirigió sólo en un día, el italiano Mario Parpagnoli.

El año 1935 presenta momentos difíciles en la vida de para Libertad. Primero un supuesto intento de suicidio, estando de gira en Chile, donde se habría arrojado por la ventana de su hotel y un toldo detendría su caída. Luego su marido "rapta" a su hija y se traslada con ella a la vecina república del Uruguay. Libertad, a través de un operativo comando, ayudada y acompañada por varios amigos (su nueva pareja Alfredo Malerba, el músico Héctor María Artola y otros) y un abogado, marchan hacia Montevideo con el fin de recuperar a su hija. Finalmente consigue la restitución y su vida continúa ya sin tales sobresaltos.

Continua su exitosa actividad artística actuando en importantes obras musicales, como por ejemplo "Tres valses", una adaptación de la opereta de Strauss (en el elenco figura la cancionista Choly Mur, hija de Tania, fallecida muy joven en Chile).

Se destaca también en el cine, por cada película cobra la inusual cifra, para entonces, de 95000 pesos. Más de veinte películas filma en la Argentina, algunos títulos: "El alma del bandoneón", "Ayúdame a vivir", "Besos brujos", "La ley que olvidaron", "Madreselva", "Puerta cerrada", "Caminito de la gloria", "La casa del recuerdo", "Cita en la frontera", "Una vez en la vida", "Yo conocí a esa mujer", "En el viejo Buenos Aires", "Eclipse de sol", "El fin de la noche", "La cabalgata del circo" y muchas más. En la última citada se produce una discusión entre Libertad y la actriz de reparto Eva Duarte, ya vinculada al presidente Juan Perón, surgen dificultades para la continuación de su carrera y emigra a México.

Una nueva etapa de éxitos la espera.

Su vinculación con ese país es tan intensa que hasta la actualidad ha seguido ligada y realizando trabajos, principalmente en presentaciones en telenovelas y cine, pese a lo avanzado de su edad.

Sus actuaciones cinematográficas van dejando en un plano secundario su rol de cancionista para transformarse en actriz dramática. Su debut en México se produce en 1947 dirigida por Luis Buñuel, en "Gran Casino". Filma más de 40 títulos, algunos de los directores famosos que allí la dirigieron fueron: Roberto Gavaldón, Tito Davison y el "Indio" Emilio Fernández.

Sus retornos a Buenos Aires se sucedieron a partir de 1955 ya ausente del poder el general Perón. Relatar su itinerario resultaría arduo y fatigoso.

En la Argentina grabó alrededor de 241 temas (podrían existir algunos más). Fue acompañada por guitarras en un comienzo, luego por la orquesta de su marido, Alfredo Malerba. También por la de Mario Maurano, Héctor Stamponi, Víctor Buchino, por Juan D´Arienzo en dos temas, por la orquesta de Lucio Milena y por la de Tito Ribero.

En Cuba graba cuatro temas, dos en España a dúo con Joselito. En México ha podido identificarse 183 grabaciones, acompañada por los conjuntos locales de Ruiz Armengol, Chucho Zarzosa, Raúl Lavista, Chucho Ferrer y otros. Hizo dúos con Pedro Vargas, Miguel Aceves Mejía y en una oportunidad con su hija Mirta.

Sus más de 400 registros discográficos constituyen una cifra no alcanzada por ninguna otra cancionista argentina y nos da una idea de la importancia de su arte dentro del mundo tanguero y de nuestra cultura.

Libertad Lamarque y Eva Perón: dos muñecas bravas
Por Ricardo García Blaya
  
Libertad Lamarque es la más importante cancionista que nos dio el tango, además, una actriz exitosa que el público elevó a diva y toda América Latina le rindió pleitesía.

Eva Perón fue el paradigma de la mujer política y revolucionaria del siglo veinte, que fue consagrada santa por su pueblo y es un mito reconocido en el mundo entero.

Evita

Ambas fueron inteligentes, orgullosas y con una fuerte personalidad.

Si bien los orígenes aparecen muy diferentes -Libertad provenía de un hogar de buenos recursos económicos-, las dos se desarrollaron y crecieron, teniendo al tango como testigo.

La cantante con una carrera artística meteórica y ascendente en el ambiente del tango; la joven pueblerina, por su amistad con Agustín Magaldi. A lo que habría que agregar la protección que le brindaran a su llegada a Buenos Aires, con el equipaje de su pobreza a cuestas, el músico Ángel D'Agostino y el crítico de teatro Edmundo Guibourg (amigo de Carlos Gardel).

No se conocieron durante la colecta organizada para recaudar fondos para las víctimas del terremoto de San Juan, en el año 1944. Indubitablemente, el encuentro se produjo durante la filmación de la película "La cabalgata del circo", dirigida por Mario Soficci. Lo cierto es que en el rodaje de la misma se produjo el famoso incidente entre las dos mujeres.

Los rumores de la época nos dan alguna de las tres versiones sobre la causa de la pelea.

Que fue de naturaleza romántica, donde dos mujeres competían por los amores de un mismo hombre: el coronel Juan Perón.

Libertad Lamarque

La propia Libertad es concluyente en este punto, cuando comentando esta versión nos dice: «...El resultado fue que Eva y yo nos disputábamos los favores de Perón; tan solo pensarlo me dan escalofríos... ¡Quién podrá jamás rescatar del río toda el agua sucia de la calumnia!... Impunemente seguirá su curso... y así, una vez más triunfará la infamia».

Desde el punto de vista de Eva Duarte, queda preguntarnos si por algún motivo celó de la diva y por esa razón, generó las condiciones para que ocurra el lío.

Hay otra versión de tipo ideológico, que hace referencia al desprecio que tenía Libertad por la política, y sobre todo, por la política de masas que en ese momento desplegaba el coronel Perón desde su escritorio de la Secretaría de Trabajo y Previsión. Siguiendo esta posibilidad, era lógico pensar que veía a Evita como una resultante del régimen, lo que es peor, una "acomodada". En su autobiografía, la cantante repite recurrentemente: "Yo nunca me arrimé al sol que más calienta".

Libertad Lamarque y Juan D. Perón

Por último, la tercera versión, es la de la propia Libertad, que relata sobre la informalidad de Eva, quien siendo una actriz con un papel secundario en el film, llegaba siempre tarde o paralizaba el rodaje por motivos personales y sin importancia. Pero lo que más la mortificaba eran las permanentes justificaciones que tanto el productor como el director concedían a Evita, proporcionándole ambos un trato preferencial por ser la novia de Perón.

También, niega rotundamente la tan mentada cachetada a Eva y la atribuye a la perversidad de sus enemigos. Lo cierto es que la fantasía popular y los chismes propagados por las revistas promocionaron la anécdota, describiéndola como un hecho ocurrido durante la filmación de "La cabalgata del circo".

Haciendo una parodia del eventual trompis, la cantante nos cuenta con ironía: «¡Le dí la cachetada!... ¿Y la indefensa Eva, temblando de dolor... se llevó la mano a la cara? Y... díganme, ¿se quedó llorando? ¿Una mujer alta y fuerte, contra un tapón como soy yo? ¿Alguien puede aclararme este melodrama?»

La verdad es que cuesta creer, conociendo a Evita, que se resigne a una agresión de estas características sin responder.

Lo que sí reconoce y confiesa es que la ofendió en dos oportunidades, cuando rechazó la oferta de invitarla a tomar el té, que la propia Evita había sugerido, a Soffici primero y a la hermana de Libertad después.

Fermín Chávez, en su libro "Eva Perón en la historia", nos da otra visión de este embrollo: «En el curso de la filmación tuvo lugar un incidente entre Duarte y Lamarque que iba a ser agrandado por demás en boca de los enemigos de Evita. Se dijo que Libertad le había propinado una cachetada, lo que habría dado lugar a una enemistad indeleble. No es verdad; el propio Soffici se encargó de desinflar el globo en una entrevista periodística. Ocurrió que, un día, Evita llegó unos cuantos minutos tarde a la filmación y Libertad Lamarque, que era una profesional muy exigente y a la vez muy cumplidora en los horarios, le recriminó su atraso, al tiempo que le endilgaba un abuso propio de quien se sentía protegida por un alto funcionario. Evita se comió el reto sin chistar, pero después suceció algo que la Lamarque no había previsto: un día ella también se atrasó y esto alimentó la réplica de quien había sufrido aquella fuerte reprimenda. En la próxima jornada de filmación Evita se retrasó más de lo que Libertad había cometido. Y en las jornadas venideras se entabló una competencia para ver quien llegaba más tarde. La contienda solo tuvo fin cuando Soffici le pidió a Hugo del Carril que interviniera: "Hugo -le rogó- usted que es amigo de las dos ayúdeme." Y así pudo seguir con el trabajo del film, notablemente retrasado».

Conclusión, el autoexilio de Libertad a México, consagrada "La novia de América", se produjo poco tiempo después y Evita, quien se convertiría en "La abanderada de los humildes", se casó con el coronel Perón, futuro presidente de la Argentina.

Fuentes: http://www.me.gov.ar/efeme/index.html y http://www.todotango.com/spanish/creadores/llamarque.html