JOAN MANUEL SERRAT

Joan Manuel Serrat nació en el barrio barcelonés de Poble Sec, un 27 de diciembre de 1943. Su familia era muy modesta: su padre, Josep, era lampista; su madre, Ángeles, costurera. Los orígenes humildes y su barrio obrero marcarán al cantautor en su faceta ideológica y humanista.

Los inicios de Serrat como músico se remontan a 1964, cuando participa en el programa Radioscope, de Radio Barcelona. En este espacio, en el que hacían sus pinitos aspirantes a cantantes, Serrat conoce su primer éxito. El realizador, Salvador Escamilla, lo contrata para tocar en directo tres veces a la semana. Al año siguiente, Serrat graba su primer disco y realiza su primera actuación en directo, en Esplugues de Llobregat. Ese mismo año entra en el grupo artístico e ideológico Els setze jutges, un grupo de cantantes que defendían su derecho a cantar en catalán. 

Sin embargo, es su disco Ara que tinc vint anys (1967) el que lo catapulta a la fama. A partir de ese momento, Serrat comienza a ser algo más que una joven promesa. En 1968, su éxito es ya masivo y es elegido para representar a España en el Festival de Eurovisión. Sin embargo, exige hacerlo en catalán, a lo que el régimen franquista se opone. Serrat renuncia en una rueda de prensa en la que explica sus razones. El gobierno de Franco, a través de Televisión Española (TVE) y los medios de comunicación afines, inicia una campaña de desprestigio contra él. La televisión lo veta, por primera vez, aunque no será la única. Sin embargo, lejos de representar un impedimento, parece que este contratiempo es un aliciente para Serrat, cuyo ascenso era ya vertiginoso.

Entre 1969 y 1975, los recitales de Serrat, tanto en España como en Latinoamérica, son multitudinarios, y los premios comienzan a lloverle. Como dato representativo, la muerte de Franco le sorprende en Caracas, en medio de una gira por Latinoamérica a la que se vio abocado al tener que emprender el exilio por su constante enfrentamiento con el franquismo.

Serrat pone música a poemas de Antonio Machado, Alberti, Miguel Hernández... Toca junto a figuras como Georges Brassens, Alfredo Zitarrosa, Caetano Veloso, Toquinho... Sus discos Mediterráneo, Miguel Hernández y Para piel de manzana adquieren pronto la categoría de clásicos en el panorama de la canción de autor. Sin embargo, es con En tránsito (1981) cuando Serrat regresa al número uno de ventas. Comienza una época convulsa en España, con la transición recién acabada, el referéndum de la OTAN, las elecciones que otorgan el triunfo al PSOE, el fin de la dictadura en Argentina... Su recibimiento en Buenos Aires es apoteósico: trece recitales y más de 300.000 espectadores. Un acontecimiento que se repetirá con su regreso a Uruguay y a Chile, tras las caídas de sus respectivas dictaduras. Serrat encadena éxito tras éxito: Cada loco con su tema, Fa vint anys que tinc vint anys, El Sur también existe...

Los años 90 ven a un Serrat maduro, aposentado, pero igualmente humanista, poético y utópico, lleno de proyectos. Es el Nano del Poble Sec al que homenajean dieciséis artistas en Serrat… eres único. Aquel al que canta Joaquín Sabina en Mi primo, el Nano. Serrat actúa en el Festival de las Artes para Niños de Sarajevo; realiza el irrepetible concierto de Banda sonora d’un temps, d’un país; comparte la gira de El gusto es nuestro con Ana Belén, Víctor Manuel y Miguel Ríos; participa en el homenaje a Salvador Allende en el 25º aniversario de su muerte... Con ocasión del lanzamiento de Tarrés-Serrat se reedita toda su discografía, digitalmente remasterizada. 

En 2003, Serrat presenta Sinfónico, una selección de sus canciones más emblemáticas, acompañado por la Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya, dirigida por Joan Albert Amargòs. Una ocasión única para oír temas clásicos como Ara que tinc vint anys, Mediterráneo, Pare o Herido de amor, con una sonoridad nueva, diferente y decididamente clásica.

Uno de los momentos más duros para Serrat, y para los millones de fans que tiene en todo el planeta, sucedió en 2004. El día 25 de octubre se hizo público que el noi del Poble Sec sufría un cáncer de vejiga, que le obligó a suspender sus actuaciones y someterse a un tratamiento que incluyó quirófano y quimioterapia.

Su recuperación total quedó patente a mediados de 2005, cuando el cantautor regresó a los escenarios con la gira Serrat 100x100. En junio de este mismo año decenas de artistas ofrecieron un concierto-homenaje a Serrat que posteriormente se convertiría en el disco Serrat... ¡Eres único! Vol.2. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, fue uno de los invitados de honor al macroconcierto. 

Fuente: http://www.circulo.es/Especiales/Autores/B104/Serrat/biografia.htm