DIEZ AGUAS QUE CURAN
Mucha de la fe que les tenían los abuelos a la hora de combatir mil y una afecciones, se ha visto apoyada por el conocimiento científico que avala sus propiedades. Del inventario que ofrece la naturaleza, he aquí diez de las más populares.
 
Agua de... berenjena
Son innumerables los beneficios que este vegetal aporta a la salud. Al escudriñar en el libro Laboratorio de la naturaleza, de Lutecia Adam, se encuentran dos que, según la autora, son los de mayor importancia. El primero es el que tiene que ver con la regularización de la tensión arterial, que se logra al consumir varias veces al día la bebida que se obtiene al remojar la concha de la berenjena en agua por 24 horas. El segundo, está relacionado con la limpieza de los riñones, sin duda un extraordinario beneficio que se procura al beber la berenjena sancochada -hay que dejarla hervir por 20 minutos-, con diente de león, cola de caballo y llantén. El agua obtenida después de este proceso se debe beber en la mañana y en la tarde -nunca en la noche-, pues es un diurético poderoso.
 
Agua de... lechuga
Muchas son las madres venezolanas que han recurrido al agüita de lechuga -tres hojas se sumergen en un vaso de agua y se deja hervir, luego se deja reposar por diez minutos, antes de darlo a beber justamente antes de ir a la cama-, para calmar los nervios de los pequeños diablillos e inducirles el sueño. Pero son diversas las aplicaciones de este vegetal que no es tan insulso como parece. Si se cuece la corteza de los tallos de lechuga espigada en agua -se reduce hasta la mitad-, con un poco de llantén o malva, se obtiene un líquido que da muy buenos resultados en casos de dolores de muelas e inflamaciones de encías. Sólo basta enjuagarse la boca con él varias veces al día. Pero hay más aplicaciones de esta aparentemente simple agua; y es que se puede emplear, por ejemplo -y cuando se trate de agua destilada de lechuga- como una especie de colirio en los casos de las enfermedades de los ojos.
 
Agua de... cebada
El agua de cebada con limón es una bebida nutritiva perfecta para tomar cuando se sufre de cistitis. Su preparación es sencilla:
l Sumergir 100 g de cebada perlada en un poco de agua y llevar a ebullición.
l Colar y eliminar el agua.
l Verter 500 ml (2 tazas) de agua hirviendo sobre la cebada -o mejor, hacer hervir la cebada suavemente en 750 ml (3 y 2/3 tazas) de agua durante cinco minutos para obtener el máximo beneficio-.
l Añadir la ralladura de un limón y dejar enfriar.
l Colar, y conservar el líquido en la nevera.
l Beber con frecuencia.
 
Agua de... linaza
Son muchos los beneficios que aporta el consumo de linaza. Si se trata de curar la cistitis, la autora recomienda la siguiente receta:
l 4 cucharadas de tamarindo.
l 1 cucharada de semillas de linaza.
l 1 cucharada de afrecho.
 
Preparacion:
l Se remojan o se cocinan por cinco minutos las semillas de linaza y el tamarindo.
l Luego se baten con el afrecho.
l Puede endulzarlo con papelón o miel. Se toma un vaso cada hora. Al tercero, sentirá la mejoría.
 
Este tratamiento, tomado por quince días, es muy buen desintoxicante.
Justamente como desintoxicante aparece en este método de dos pasos que fue tomado del libro The Fat Flush Program. Dicen sus autores que, al final de los 21 días de aplicación, habrá terminado un completo programa de limpieza de riñones e hígado, e, incluso, de intestinos. Lea bien la explicación:
 
Paso 1: Agua de arandanos (es desintoxicante)
l Un vaso de jugo de arándanos (cranberry), natural, sin endulzar o de Agua de Jamaica muy concentrada.
l Dos botellas de un litro o una botella de dos litros.
l Agua, la necesaria.
l No se debe agregar azúcar.
 
Preparacion:
Se divide el jugo entre las dos botellas y el resto de cada botella se llena de agua fresca.
Este líquido se bebe a lo largo del día. Los dos litros de líquido servirán para sacar del organismo las impurezas. El arándano ayuda, además, a renovar la flora de los riñones expulsando toxinas.
 
Paso 2: Bebida desintoxicante
l Una cucharada pequeña, de semilla de linaza, molida.
l Un vaso de agua desintoxicante, de la que se preparó con arándanos o Agua de Jamaica.
 
Preparacion:
Se disuelve la linaza en el vaso de agua. Se agita bien y se bebe en ayunas y antes de acostarse.
Ojo: No se debe sentir dolor en el estómago ni se debe tener diarrea. La cantidad de linaza que se consume por la mañana y la noche, debe irse regulando para que limpie amablemente, sin ocasionar ninguna molestia.
 
Agua de... jengibre
El refresco de jengibre es un buen antidepresivo y estimulante de la digestión. Lutecia Adam lo prepara de la siguiente manera:
 
Ingredientes:
1 raíz grande de jengibre lavada, picada y machacada.
1 y 1/2 litros de agua.
4 limones (el jugo), miel o papelón al gusto.
 
Preparacion:
l Se colocan los ingredientes en la licuadora, y se licuan hasta que la raíz quede desmenuzada.
 
l Se deja en la nevera hasta que se enfríe o se agrega hielo picado al momento de tomar. Se sirve con una rodaja de limón al borde del vaso.
Otra manera de preparación, quizás más deliciosa al gusto, ofrece la autora:
 
Ingredientes:
l 1 pedazo de jengibre.
l 10 clavos de olor.
l 1 raja de canela.
l 1 ralladura de nuez moscada.
l 3 tazas de agua.
l 3 cucharadas de miel o papelón.
 
Preparacion:
l Se hierven todos los ingredientes a fuego lento hasta que el líquido se reduzca a la mitad.
l Se toma caliente varias veces al día.
l Se le agrega limón cada vez que se vaya a ingerir, y en la dosis de la noche puede agregar un chorrito de licor o ron, sobre todo en casos de afecciones gripales.
 
Agua de... limón
Los limones son una maravilla. En casos de acidez, exprima dos en medio vaso de agua y tómelo lentamente... A los 15 minutos se sentirá aliviado.... Pero el agua con limón da para mucho: caliente, usted ya sabe que es lo mejor para el resfriado, y dicen que fría es perfecta para combatir al dolor de cabeza más endiablado... El limón es un excelente depurativo y diurético. También ayuda al hígado, oxida el sarro... y pare usted de contar...
 
Agua de... parchita
Perfecta para sedar y combatir el insomnio, el agua de esta fruta se prepara como se explica a continuación:
l Quitar la parte más dura de la concha con el pelador de papas.
l Hervir las conchas peladas.
l Dejar enfriar.
l Licuar.
l Endulzar con miel o papelón.
Tomarla varias veces al día.
 
Agua de... llantén
Si el problema es la incómoda -y peligrosa- diarrea o disentería, nada mejor que recurrir a las bondades del llantén. En estos casos debe poner a hervir 30 gramos de las hojas de esta planta en 1/2 litro de agua. Luego de colar la bebida, puede endulzarla con miel. Hay que tomar una taza tres veces al día. Dicen que los resultados no tardan en hacerse sentir.
 
Agua de... avena
Se obtiene por decocción de dos cucharadas soperas de granos de avena en un litro de agua. Se hierve durante cinco minutos y después se filtra. Se puede endulzar con miel. Por lo general, se toma a cualquier hora del día. Es beneficiosa en casos de gastritis y de úlceras. También cuando se habla de nerviosismo, fatiga o insomnio. Ayuda a mantener la glucemia en límites normales y contribuye a reducir las tasas de colesterol en la sangre. ¿Qué espera para empezar a tomar esta deliciosa bebida?
 
Agua de... piña
En realidad se le conoce como guarapo de piña y es un excelente diurético. Su preparación es muy sencilla:
 
ingredientes:
l 1 piña criolla grande.
l 1/2 papelón.
l 2 o 3 litros de agua.
 
Preparacion:
l Se parte la piña en pedacitos (incluyendo la concha) y se coloca en un frasco grande de boca ancha con el papelón y el agua.
l Se deja la preparación por tres o cuatro días.
l Se cuela.
l Se bebe. (Puede ir agregándosele más agua y más papelón).
 
Fuente: http://www.eluniversal.com/