El Barrilete o La Cometa

Al hablar del barrilete o la cometa, pensamos inmediatamente en un objeto de juego infantil, que vuela o se mantiene en el aire por efecto del viento, formado por una estructura de madera o cañas, cubierto de papel, tela o materiales sintéticos, con formas poligonales o decorativas, con una cola de contrapeso, y que está sujeto por un hilo resistente largo.

 La cola debe guardar una proporción con el peso de la estructura, pues sino pierde su posibilidad de "planear" y se desploma (De allí la metáfora: "Barrilete sin cola").

 El origen de la cometa se remonta a tiempos muy antiguos, y se usaron en varios pueblos de Asia, y en Egipto.

 Es un pasatiempo popular, y en algunos países, como en China, se realizan competencias con cometas decoradas, con diseños trabajados, de diversas formas, como animales, máscaras, dragones, etc., muy coloridos, y a veces con dispositivos para producir silbidos o sonidos musicales por efectos del viento. Se compite a remontar el barrilete y evitar que vuelva a aterrizar, manteniéndolo alejado de los demás o de elementos que lo hagan enredar y caer.

 Esa es una visión del uso del barrilete: el entretenimiento, el juego y la competición. Pero a fines de la década de 1740, el polifacético Benjamín Franklin (1706 - 1790), dedicó mucho tiempo a las investigaciones sobre la electricidad, mediante experimentos variados, entre ellos la utilización del barrilete.

 Franklin logró probar a partir de sus experimentos -entre otros- investigando rayos y relámpagos con cometas, tres cosas:

  • Que una carga eléctrica estática tiende a escapar del objeto cargado, por las puntas del mismo.

  • Que la electricidad está formada por un solo fluido, y no por dos como algunos pensaban en ese tiempo.

  • Que los rayos y relámpagos son una forma de electricidad.

 Y  luego inventó el pararrayos.

 También Alexander Graham Bell se ocupó de estudiar fenómenos naturales con barriletes. Durante más de cuatro décadas investigó con cometas celulares (dos o más cajas unidas pero con los extremos abiertos). Las usó para lograr medir la velocidad del viento, la humedad, la presión atmosférica o la temperatura.

 Otros físicos, investigadores e inventores las utilizaron para realizar, por medio de dichas cometas, los llamados "mensajeros", que pueden utilizarse para tomas fotográficas, para lanzamiento de juguetes  implementados de pequeños paracaídas, etc.

 Y otro papel protagónico tuvieron estos "juguetes infantiles" en las operaciones militares de fines del siglo XIX y principios del XX, elevándolas con elementos de observación con el objeto de localizar a las fuerzas enemigas.

 Y también se utilizaron como blancos de la artillería en la Segunda Guerra Mundial.

 Actualmente vuelve a tener su rol de entretenimiento. pero no hay que descartar la utilización de las cometas, en algunos lugares, para adosarles mensajes o anuncios publicitarios.

 Y se realizan en distintos puntos del mundo, competencias, concursos y festivales de cometas o pandorgas, como también se las suele denominar. En España se organizan muchos encuentros  y festivales de barriletes con distintas finalidades. Y en lugares como Texas, USA, con el Festival de San Marcos  o en Santa Fe de Bogotá, Colombia, por ejemplo, existen Clubes que se dedican a esta especialidad, y a la construcción y competición de las más grandes y pintorescas fabricaciones, y con pruebas que en algunos casos se acercan mucho a un deporte de alto riesgo, como el parapente. Mejor dicho, ellos  consideran  a las cometas como un deporte que se puede practicar durante todo el año, sin grandes costos, y que preserva el medio ambiente.

Material desarrollado, compilado y revisado por la educadora  Nidia Cobiella (NidiaCobiella@Educar.Org)

Fuente: http://www.educar.org/inventos/