Primeros en periodismo digital en Argentina desde 1996

SEGURIDAD

Municipalidad de Avellaneda: "Hablar de más y mejor seguridad es hablar de recursos e inclusión"

 

Un informe elaborado por el Municipio, señala que "ante los últimos y reiterados hechos de violencia en la provincia de Buenos Aires, es preciso hablar de la situación y contexto actual en materia de política pública en seguridad y su financiamiento".

 

 

 

(Agencia El Vigía- 29/06/2017)- El informe oficial de la Municipalidad de Avellaneda, a modo de diagnóstico y propuesta sobre inseguridad, que cuestiona duramente a las políticas sobre la materia de los gobiernos nacional y provincial, es el siguiente:

 

"Hablar de más y mejor seguridad es hablar de recursos e inclusión"

En primera instancia es importante destacar que la seguridad pública es materia de competencia del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Actualmente la falta de recursos humanos, más precisamente de policías, y de recursos técnicos, como patrulleros, son moneda corriente.

Faltan patrulleros para poder cubrir correctamente las zonas en las que se dividen los distintos municipios, quedando así zonas desprotegidas. La falta de recursos da cuenta de falta de política. A dos años del gobierno de Cambiemos no sabemos cuál es el Plan de Seguridad para la Provincia de Buenos Aires.

En ese marco las decisiones tomadas desde el Gobierno Nacional respecto a la política de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, al transferirle policía y financiamiento, no tienen la misma correlación con la provincia de Buenos Aires. En la ciudad se crea la Policía de la Ciudad, se transfieren 20.000 efectivos, presupuesto, recursos logísticos y se sostiene la Academia de Policía incorporando 1500 efectivos por año.

Así, la Ciudad de Buenos Aires cuenta con 800 policías por cada 100.000 habitantes, la situación de la provincia de Buenos Aires es claramente desfavorable: 300 efectivos por cada 100.000 habitantes. La Ciudad de Buenos Aires quedó blindada y la provincia desprotegida.


El panorama empeora si tenemos en cuenta que desde el gobierno provincial se ha tomado la decisión política de no continuar con la formación e incorporación de efectivos a las policías locales.

 


La falta de política también se expresa en las prioridades. Hoy genera gran malestar en la ciudadanía ver la cantidad de policías destinados a los eventos deportivos. Especialmente la decisión de afectar a todos los comisarios y jefes de calle cada vez que hay un partido de fútbol, dejando a las comisarías en una situación de desidia y con falta de personal.


Hablar de más y mejor seguridad es hablar de recursos y de inclusión. No se puede mejorar la seguridad si no hay policías, móviles, combustible, chalecos, equipos de comunicación y tecnología. Este fue el discurso de la gobernadora. Hoy, a dos años de gobierno, no se visualiza eso en los territorios o se ve una distribución que favorece a unos y no a todos.

Los avances que se lograron gracias a la creación de las Policías Locales con una fuerte impronta en la proximidad y prevención del delito se ven opacados ante la falta de política, de recursos y del aumento de medidas neoliberales del actual gobierno nacional que generan desempleo, pobreza, exclusión y, por ende, el crecimiento de situaciones de desigualdad y violencia.

 

 

Agencia EL VIGÍA

Copyright © Dante López Foresi